El día 8 de octubre de 2008 escribí un poema, dedicado al 11-M, que, recitado por mí en diferentes tertulias literarias de Madrid, provocó mi expulsión de la que tiene lugar en el Círculo de Bellas Artes. Lo publico ahora en esta tribuna, precedido de las palabras que le sirven de preámbulo, para que se tenga idea clara del grado de persecución a que se ve sometida, en ciertos ambientes culturales, la libertad de expresión.

Dos días después de aquel terrible 11 de marzo, muchos formaron rebaño, en plena jornada de reflexión, para exigir al Gobierno la verdad de lo ocurrido. Me pregunto dónde están hoy. El día 11 de cada mes, unos llamados Peones Negros, que, de verdad, quieren saber quiénes se encuentran detrás de aquella matanza, acuden a la estación de Atocha, con ánimo de honrar a las víctimas de tan tremendo atentado. En ellos pensaba cuando, en octubre de 2008, escribí estos versos. Me encantaría tener la oportunidad de recitárselos a Zapatero; pero no a solas, sino en un abarrotado Congreso de los Diputados, ante mil cámaras de televisión, en nombre de las víctimas del 11-M.


Fernando Lago

Poema dedicado al 11-M

jueves, 27 de agosto de 2015

Llanto por Cataluña



          Es muy fácil entender lo que viene ocurriendo en Cataluña, a lo largo de los últimos años, cuando se tiene el firme propósito de no caer en el engaño. Lo difícil será, para muchos catalanes, es decir, para bastantes españoles, llegar a la verdad, cuando, desde el despreciable Minigobierno Regional de Cataluña, se fomenta, día a día, la mentira, en cualquiera de sus variedades, para consumo exclusivo de la plebe.
     La Cataluña de hoy, para desgracia de España entera, es una inmensa farsa histórica, un enorme embuste económico, una gran patraña política, una descomunal estafa, cometida contra el pueblo español. La Cataluña de hoy es, por simple perversión política de unos gobernantes de tres al cuarto, la gran vergüenza de España.

Tío Chinto de Couzadoiro
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada