El día 8 de octubre de 2008 escribí un poema, dedicado al 11-M, que, recitado por mí en diferentes tertulias literarias de Madrid, provocó mi expulsión de la que tiene lugar en el Círculo de Bellas Artes. Lo publico ahora en esta tribuna, precedido de las palabras que le sirven de preámbulo, para que se tenga idea clara del grado de persecución a que se ve sometida, en ciertos ambientes culturales, la libertad de expresión.

Dos días después de aquel terrible 11 de marzo, muchos formaron rebaño, en plena jornada de reflexión, para exigir al Gobierno la verdad de lo ocurrido. Me pregunto dónde están hoy. El día 11 de cada mes, unos llamados Peones Negros, que, de verdad, quieren saber quiénes se encuentran detrás de aquella matanza, acuden a la estación de Atocha, con ánimo de honrar a las víctimas de tan tremendo atentado. En ellos pensaba cuando, en octubre de 2008, escribí estos versos. Me encantaría tener la oportunidad de recitárselos a Zapatero; pero no a solas, sino en un abarrotado Congreso de los Diputados, ante mil cámaras de televisión, en nombre de las víctimas del 11-M.


Fernando Lago

Poema dedicado al 11-M

jueves, 2 de febrero de 2012

¡Cadena perpetua!




      Me duelen mis palabras de hoy. Porque no deberían ser necesarias. La miseria moral de algunos me obliga a decirlas.
     El terrorista encarcelado no es una víctima del terrorismo. El hijo de la gran puta que pega un tiro en la nuca es un vulgar asesino que no merece salir de la cárcel. Ni siquiera pidiendo perdón a las víctimas.
     Es imposible pedir perdón a una víctima del terrorismo. Al menos, si se trata de una víctima del terrorismo, en sentido riguroso. Porque, desgraciadamente, no se puede pedir perdón a un muerto.
   Por ello, soy partidario de la cadena perpetua, para el terrorista de ETA, mientras no devuelva la vida a la única persona que podría perdonarle. 

Barlovento Maciñeira

    

24 comentarios:

  1. En eso Tío Chinto,estamos muchos de acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, amigo Mamuma; lo malo es que, mientras no estemos de acuerdo todos, habrá una buena parte de españoles hundida en la bajeza moral. Y eso nunca será bueno para la recuperación de España.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me consta, amigo Carlos. Te considero persona de bien.

      Eliminar
  3. Es algo ámpliamente compartido. Quien asesina así, como lo hacen los etarras, no son personas, son bestias. Y debieran estar encerradas de por vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece mentira, amigo José Luis, que se pueda llegar a tanta degradación moral. Merecen, como las bestias, el palo, el ronzal y, por supuesto, el cercado.
      Un cordial abrazo.

      Eliminar
  4. Yo también lo soy, a la cárcel y a tirar la llave. Ah y nada de esos privilegios que tienen (como lo de pedir champagne y que se lo lleven para celebrar cuando asesinan a alguien).

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo también, María. Nada de privilegios. No merecen, por su repugnante comportamiento, más que la cárcel, concebida como lugar de encierro para bestias.
      Besos.

      Eliminar
  5. Cadena perpetua añadiendo un punto importante, Tío Chinto: una celda de 3x3 donde se vea el Sol por una rendija en el techo. Una buena mazmorra que obligue a anhelar la muerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, amigo Herep. Que disfruten del zulo en que ellos mismos mantuvieron, de modo criminal, a Ortega Lara, por ejemplo. Estoy convencido de que la perspectiva de vivir así, hasta los ochenta años, llevaría a más de uno al suicidio.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Lo sé, amigo Xesús. Lo contrario, probablemente, no hablaría bien de ti.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  7. Lo siento, tiro en la nuca y uno menos. Estamos en crisis, recuerdalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso, amiga Candela, que el pensamiento de verse, ya de por vida, en presidio, podría llevar a alguno al suicidio. El tormento, seguramente, sería terrible. Y, encima, aunque no fuera tanto, se ahorraría una bala.

      Eliminar
  8. No te tienen que doler tus palabras porque eso es exactamente lo que pensamos la gran mayoría de los españoles aunque algunos no se atrevan a decirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me duelen, amigo Carlos, por la necesidad de tener que decírselas a muchos que no las aceptan. ¡No deberían ser necesarias!
      Un cordial abrazo.

      Eliminar
  9. Pero no solo para los de ETA muchos mas la merecen. Piensa Tío Chinto que si Bin Laden se hubiera entregado a Garzón, en unos 19 añitos estaría en la calle y sin deberle nada a nadie. Al contrario, nosotros le deberíamos ss.ss. y año y medio de paro. Ademas ya tendría la nacionalidad Española. Los de la niña de Sevilla, el cabronaco enfermo de Mª Luz Najera que en cuanto salga lo volverá a hacer o este de Córdoba que tiene toda la pinta de haber asesinado a sus dos niños para hacer sufrir eternamente a la madre. ¿No crees que también la merecen?. A lo mejor me paso, pero es lo que pienso y siento.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo con lo que dices, amigo Zorrete. Debería ser de aplicación en muchos más casos.
      Un cordial saludito.

      Eliminar
  10. Tio Chinto no mesea usted tan magnanimo.Con esas gentuza nada de cadena perpetua y menos con mis impuestos,Sencillamente la pena de muerte.El Tio Paco si que les daba de du propia medicina.un saludo y perdon por ser tan radical en este tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese sería, amigo Agustín, un paso más en el camino largo que nos llevara a una democracia deseable. Pienso que la aplicación de la cadena perpetua haría desistir a muchos de su actividad terrorista. Desde luego, yo no descartaría la pena de muerte, ni muchísimo menos, para determinados casos.
      Un cordial saludo, amigo Agustín, sin que haya necesidad de perdonar tu noble sinceridad.

      Eliminar
  11. estamos todos de acuerdo, faltaria mas, pero el anuncio de parte gallardon esta hecho, ahora el tema es, que cumpla, y lo lleve a cabo.

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que darle ese margen de confianza, amigo David. Por de pronto, no me parece poco que haya dado un paso, inconcebible en los ministros de Justicia del "glorioso" Zapatero.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  12. ¿Y No Sería Mejor La Antigua y Dura Cadena
    Que Mantenerlos en Trena
    Sin Tirar del "Tirador"?
    ¡Que la Pestuza, es De Pena!
    Y Ansi, Fuéranos Mejor!

    Saludo. Abrazo, Brindis
    y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
  13. Tampoco esa sería mala cosa, amigo Old Nick, ya que, mereciéndolas todas, por sus muchas fechorías, podríamos aplicarles, una detrás de otra, todas las penas imaginables. Queda abierto, pues, el concurso de sugerencias.
    Una vez más, como siempre, recibid mi cordial abrazo, sin que falten el brindis y el ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar